Hombre Sintetizador – Zurdok

por Gabriel Martin ~ July 28th, 2010. Archivado en: discos de 10, mejores discos mexicanos.

1RockMex
zurdok hombre sintetizador

Manicomio / Universal [1999]
rock - experimental - folk
No. 6

Zurdok Movimiento fue una banda surgida durante la efervescencia de La Avanzada Regia a mediados de los noventa. Su primer disco “Antena” no dejaba ver muy claramente cual era su dirección, en ese momento su propuesta era bastante ambigua, a veces mostraba mucha influencia de Rap Core y de Grunge, que intercalaban con canciones pop muy contrastantes, cuando parecían ser un grupo muy serio, dejaban ver ciertos elementos chistositos y al final quedaba la sensación de que con tanto condimento el platillo no tenía ningún sabor específico. El disco tuvo algo de difusión, de hecho varios sencillos y videos, pero en realidad pasó sin pena ni gloria, de manera que cuando el grupo había de sacar su segunda placa, no se tenía mayor expectativa, sólo algunos muy fans lo esperaban, pero en general el interés era nulo.

Para 1999 el todavía sexteto Conformado por Fenando Martz en la voz, Gerardo Garza “Chetes” en la voz y guitarra, Mauricio Terrazina en el bajo, David izquierdo en la guitarra, Gustavo Mauricio “Catsup” en los teclados y Fletch Saenz en la bateria, regresó, había mutado su nombre simplemente a Zurdok y traía bajo el brazo algo que nadie se imaginaba, “Hombre Sintetizador” resultaba ser un material a años luz de distancia de su antecesor y agarró desprevenido a propios y extraños, pues era sorprendente lo que en tan poco tiempo había conseguido la banda.

Se trata de un álbum conceptual que a grandes rasgos gira en torno a una historia de ciencia ficción en la que un personaje parte humano parte sintético va cobrando conciencia de su existencia, cada tema que puebla el álbum va mostrando una diferente faceta de este y las diferentes reflexiones que va haciendo acerca de la vida y la condición humana. Desde la primera escucha del disco era evidente que  estábamos ante la concreción de un grupo de rock en plena forma creativa que tenía algo muy importante que transmitir, que había encontrado la dirección y el sonido perfectos para lograrlo, no importando que tan alejados se encontraran con las modas generalizadas en el grueso del rock mexicano.

Atrás habían quedado las rimas de tono agresivo que se apoyaban en repetitivos y pesados riffs o los chistes ocasionales encajados en las canciones, Zurdok mostraba un sonido mucho más sofisticado, apegado a un rock oscuro, que se nutría de elementos electrónicos y experimentales, algo de folk y rock orquestal, donde las influencias iban y venían ente Radiohead, The Flaming Lips, Soundgarden, Grandaddy, The Beach Boys y The Beatles, en su mayoría referencias muy recurrentes hoy en día, pero definitivamente inusuales en su momento.

El disco fue producido en su mayoría por Peter Reardon, pero también hay algunos temas producidos por José Antonio “El Potro” Farías, músico con el que hasta la fecha colabora Chetes en sus producciones, otros por Toy Hernández de Control Machete y otro por el mismo Chetes, combinación que logró conservar el sonido fuerte y pesado del grupo confrontándolo con grandilocuentes piezas orquestadas, sonidos secuenciados, arreglos espaciales y futuristas, bastantes instrumentaciones inusuales. Un sinnúmero de recursos que hacían de su nueva propuesta algo sumamente sólido, contemporáneo y universal.

Para esta producción ya era claro que las riendas compositivas del grupo las había tomado Chetes, y en menor medida Terrazina, sólo había un tema de Fernando Martz, quien abandona la banda a la mitad de la promoción, dando el primer paso del largo proceso de desmembración del grupo.

_____________________________________________________

webmyspace

4 Comentarios to Hombre Sintetizador – Zurdok

  1. Lider De Mister

    Buena reseña, ansío la llegada de los primeros 5 lugares de la lista.

  2. BrunoN

    discazazazazaso, simplemente.

  3. raszi

    Esta formidable, me gustaría mucho conseguirlo.Gracias por compartirlo.


  4. Una obra maestra incomprendida en su momento, como suele pasar. Hay poco más que decir.

Deja un comentario